login to vote

68 min Lecciones Bíblicas De Estudio Para Jóvenes Adultos

—Sí, señor. —Concedido. Prefecto ¿es Vd. —Soy viudo. —Vuélvase á casar, "id, creced, multiplicad y fertilizad. El ministro llegó al velador de Enrique, y este se espresó así: —Soy Enrique, hijo de Pedro, Prefecto de Coluguape. He recibido esta mañana el telégrama del Sr. Ministro, cuyas órdenes espero. —¿Es Vd. el que ha descubierto una nueva mina de cobre en la provincia de la Rioja, ese país de las codornices silvestres? —Sí, y pido con la concesion de esa mina, una brigada de doscientos presos obreros. —¿Qué profundidad tienen sus minas? —Desde diez hasta diez y ocho metros. A cielo descubierto. —Entónces, de los que están condenados á ménos de tres años.

71 min Hacer Frente A La Atención De Adultos Trastorno De Defiict

106 min Hacer Frente A La Atención De Adultos Trastorno De Defiict -En las mías te lo dije: demasiada formalidad: algo como propensión a la melancolía; síntoma de un cambio de carácter que no me agrada. Prefiero el desenfado y la despreocupación que te han acompañado hasta ahora. Esto revela equilibrio en los humores; lo otro acusa un malestar peligroso. Entiende que te quiero despierto y profundo; pero no sabio y quejumbroso. Fernando se echó a reír, y luego dijo: -¿Todavía insistes en ese tema? -Todavía. -Pues yo insisto en que te vas haciendo viejo. -¿Por qué me juzgas aprensivo? -Y hasta visionario. -¿Quieres que leamos algunas, y las cotejemos con las de tiempo atrás? -¡Vea usted lo que son estas eminencias fuera de su especialidad! Mortales de tres al cuarto. ¿Olvidas, doctor ilustre, lo que tantas veces has alegado a la cabecera de tus enfermos, por causa mediata de determinados padecimientos? ¿Olvidas, en fin, que los años no pasan en balde? -¡Los años. y acabas de cumplir veinticinco!

http://gogo.datacion.top/2441307630.html

17 min Resorts Todo Incluido Florida Para Adultos

53 min Resorts Todo Incluido Florida Para Adultos ¡Hacer buenas leyes y gobernar bien al pueblo! No; es una tarea inmensa, un sacrificio enorme. Solón ha dicho. -¡No me importa lo que diga Solón, señor estudiante! -interrumpí, rabiando por la solapada y sangrienta ironía que creí ver en sus palabras-. ¿Acaso los demás diputados se preocupan de semejantes tonterías? ¡«Sos» un pavo que nunca sabrás vivir, y no te das cuenta de nada! No todos han de proyectar las leyes desde el primer momento, y cualquiera, con un poco de sentido común, puede saber si son buenas o malas las que se le presenten. Ese papel está bueno para los burros que no tienen decoro ni aspiraciones, no para un muchacho como tú, inteligente y de corazón, que puedes ser más tarde muy útil a la tierra. No, Mauricio, no te envidio, por ahora. Hay que prepararse mucho para tareas así, y yo no estoy preparado; apenas si empiezo a aprender. Dentro de algunos años no digo que no. Pero ahora, lo principal es estudiar. -Sí, las cosas viejas de los libros viejos, las antiguallas del tiempo de Mari-Castaña. ¡Vaya una sabiduría!

http://una.datacion.top/3315315574.html

96 min Petunia Pickle Bottom Dynamite Roll Mochila

49 min Petunia Pickle Bottom Dynamite Roll Mochila Los he reservado para ti. -exclamó Fernando después de recibir el cigarro-. ¿Apelas al soborno también? A fe que el cebo es tentador. -Ahora lo veremos. Conque, un poco de resolución, y venga tu conciencia al anfiteatro para que la hagamos la autopsia. ¡y digo! entre dos doctores. ¿Qué más honra puede apetecer la muy pícara? no olvides que soy confesor de ancha manga; ni tampoco que, según oí decir a mi madre (y creo que anda en vigor la ley entre la gente negra), es un pecado enorme el ocultar el más leve en el tribunal de la penitencia. -¿A qué eres capaz de negarme la absolución sin haberme arrodillado a tus pies, confesor sin entrañas? -Verás qué chasco te llevas si te arrodillas. -¡Ea! pues por arrodillado.

http://wow.datacion.xyz/3723201186.html

500 mb Que Hacer Con Fotos Desnudas

11 min Que Hacer Con Fotos Desnudas -¿Y tú. -Me quedé de una pieza; abrí la boca un palmo; no supe decir más que ju, ju. Francamente, me trastornaba oír tales cosas a un hombre que era para mí el más aborrecido, el más despreciable del mundo. No puedo repetir las cosas magníficas que me fue diciendo, tan bien parladas, con tal retintín de verdad y tanto aquel, que yo no sabía lo que me pasaba. Habías tú de oír su acento, y ver cómo los ojos hablaban mejor aún que la palabra. En fin, que el hombre me tenía embobado, me tenía loco. Yo me acordaba de cuando le veía desde la tribuna, vomitando mil infamias contra Olózaga, llamando poco menos que figurón a Espartero, gavilla de mentecatos a la Milicia Nacional, y me acordaba también del torcedor que me andaba por dentro oyendo tales villanías, y de las ganas que yo sentía de bajar y darle de patadas, o de ahogarle de un achuchón. Pues nada: el mismo sujeto en quien puse todos mis odios, ahora, charlando conmigo de silla a silla, me volvía lelo, me cautivaba y me convertía en un monigote. Todo por la fuerza de su amabilidad, de la miel de su labia, del juego de sus ojos y de aquel sortilegio con que el maldito se explica. Yo debí tomar una actitud muy digna y decirle: «señor González, todas esas cosas se las cuenta usted a su abuela, y a mí déjeme en paz, que tengo malas pulgas, y si me hurgan. Pero nada de esto dije, y el muy tuno volvió a coger el incensario, dándome con él en las narices. Que yo soy un hombre de arraigo. Eso ya lo sabía. Que soy representante genuino de la clase media, el justo medio, del buen sentido y tal.

http://wow.datacion.icu/392230488.html

27 min Esclavas Sexuales Femeninas E Historias Bsdm

32 min Esclavas Sexuales Femeninas E Historias Bsdm -¿Pero no sabe usted -dijo ella respirando con dificultad-, no sabe usted lo que. ha hecho. -Alguna maniobra falsa: ¿Y a nosotros qué nos importa? Chica, vámonos mar afuera, porque en puerto no se ven más que gaterías. -Oiga usted, tío, salí esta tarde. y sin proponerme ir a su casa, fui no sé cómo ni por dónde. Se me figuraba que le había de encontrar en la calle, que hablaríamos, y que hablando hablando se arrepentiría de su mal comportamiento conmigo. Se me metió en la cabeza que así había de pasar, y. -Y claro, no pasó. ¡Pero qué boba eres! ¿Piensas tú que el Abuelo baja del puente para echarse a dormir, y nos entrega el mando de las cosas que han de pasar en cielo y tierra? No, las cosas pasan como pasan, y no hay más remedio que jorobarnos, y tomarlas como quieran venir. -Pues en vez de encontrarme con él, me encontré con D. Braulio, que es buen hombre y tiene compasión de mí. -Y D. Braulio te propone que le quieras a él para consolarte de la perrada que te ha hecho el amo.

http://tipos.datacion.xyz/2075685275.html

Bdrip Naturismo Afeitado Pussys Es Necesario

119 min Naturismo Afeitado Pussys Es Necesario Presumo no serán pocas las cosillas que tiene que contarme. No haga usted preguntas de ninguna clase a la intermediaria, porque es la discreción misma, y ya sabe que su única misión es llevar y traer los recados que se le confíen. Por ella sabrá usted el día y ocasión en que ha de verme para que hablemos y dispongamos todo lo que nos dé la gana. Sólo espero a reponerme un poco, dos o tres días no más. Me siento muy fatigada; vivo de milagro. Que me escriba, señor capellán; que me diga usted muchas cosas, muchas, aunque sea para reñirme. Adiós, hasta luego». Leyó de nuevo la carta D. Pedro, más que gozoso alborozado; y aunque la carta no aclaraba por completo las dudas respecto a la condición social de la mascarita, la promesa que esta le hacía de quitarse el velo, que así ocultaba su rostro como su personalidad, motivo era de satisfacción y júbilo. Sin acordarse de comer ni parar mientes en que para este fin capital le había ya llamado dos veces Delfinita, no pensó más que en escribir a la velada, pareciéndole poco el papel que al volver a casa se le había ocurrido comprar. «¡Vaya, que no ha sido esta mala corazonada! -se decía sonriente, preparándose de tintero y pluma-. ¿Por qué me dio aquel súpito de comprar papel? ¿Por escribir a los primos? No, no, no era esto: tres veces les he escrito, y no me han contestado esos tunantes. Fue que yo barruntaba.

http://que.datacion.pw/942167352.html

50 min Peludo Compilación Vaginal Corridas-Follar Videos

400 mb Peludo Compilación Vaginal Corridas-Follar Videos «Gracia, si me hiciera el favor de abrirlas. o usted, Sr. José María, y decirme dónde están fechadas y quién las firma. Supongo que serán largas, y no tengo ahora la cabeza en disposición de leer mucho». Abiertas las cartas por el señor cura, este leyó en una: La Granja, 30 de Mayo; y en otra: La Granja, 8 de Junio. La firma en ambas decía: «Tu cariñoso amigo y capellán- Pedro Hillo». Guardó el enfermo bajo su almohada las cartas con intención de irlas leyendo a ratos, y no cesaba de pensar a qué habría ido a La Granja el bueno de Hillo. Un parrafito ahora, otro después, llegó al total conocimiento del contenido de ambas epístolas. La síntesis de ello era que la señora incógnita, a la sazón residente en San Ildefonso, había llamado al clérigo para conferenciar con él. No decía claramente si la dama se había descubierto o no; pero de algunas expresiones de D. Pedro se desprendía que entre el Mentor y la deidad no había ya ningún velo. Lo que mayormente sorprendió a Calpena, causándole alegría, era que la incógnita tirana se inclinaba a la transacción. Por conducto de Hillo incitábale a declarar su paradero, ofreciéndole respetarle en sus amores, y repitiendo una de las fórmulas de avenencia empleadas por la misteriosa entidad en sus cartas de Madrid: «Tus amores no me gustan; pero acato los hechos consumados». Ignorante de su residencia, dirigía las cartas a los amigos de él en el Cuartel general, con la esperanza de que a sus manos llegasen, y por duplicado las enviaba también a personas conocidas del interior de Guipúzcoa y Vizcaya, entre ellas, al propio D. Juan Bautista Erro, Ministro universal de D.

http://gogo.hombre.fun/1683390158.html

27 min Divertido Fábrica De Juguetes Sexuales Vibrador 'rompecorazones'

33 min Divertido Fábrica De Juguetes Sexuales Vibrador 'rompecorazones' De esta suerte ganaba él, haciendo ganar al marqués tres reales en arroba por la parte más corta. Luego echaba D. Acisclo en madera el mencionado vino, y al cabo de un año, le ponía tan exquisito, que vendía cada arroba por siete u ocho pesetas más de lo que le había costado. En otras ocasiones, pedía el marqués, corriendo, mil duritos para salir de un apuro. «Tómalos de un comerciante de Málaga -escribía a D. Acisclo-, prometiendo pagarlos en aceite dentro de dos meses, que será la cosecha». Don Acisclo buscaba al punto en Málaga comerciante que se allanase a dar el dinero, y resultaba que nadie quería darle sino cobrándose en aceite, dos meses o poco más después, y tomando la arroba de dicho líquido a dos reales menos del precio corriente. Ésta era una usura monstruosa; era una usura de más del 30 por 100 al año. Don Acisclo se afligía, ponía el grito en el cielo, caía enfermo por la pesadumbre que le daban los apuros del marqués, y al fin reincidía en sacrificarse, tomando él mismo el líquido por un real menos de su precio corriente, y aprontando el dinero, del cual no venía a sacar sino a razón de 20 por 100 al año. Así hacía ganar al marqués otro 10 por 100. Con el trigo sucedía lo propio. El marqués mandaba que le vendiesen el trigo dos o tres meses antes de la cosecha. No se hallaba quien le pagase con anticipación sino con tres reales de descuento por fanega. Entonces D. Acisclo proporcionaba el dinero, y se quedaba con el trigo por dos reales menos, pero haciendo ganar al marqués un real en fanega. El marqués gustaba de tener una reata de ocho hermosos mulos, los cuales se hubieran comido una barbaridad de cebada, sin trabajar para el marqués sino cuatro meses a lo más cada año; pero D.

http://datacion.icu/2599582822.html