login to vote

108 min Antes De Culturista Follando Besos Gay

-Eso era cumplir su mayor gusto. -Y el mío también, ¡ingrato, libertino! -¡Osmunda! -¡Ay, Gonzalo! -exclamó la fidalga, pasando rápidamente de lo fiero a lo sentimental: -esta situación me va matando poco a poco. ¡Sácame de ella o quítame la vida! -¡Pero Osmundita! -Estoy loca, Gonzalo mío, loca. ¡loca! porque te amo, te adoro. ¡y tengo celos! Y al hablar así con los ojos virados, puso Osmunda sus manos sobre los hombros del asendereado personaje, que se estremeció de vanidad. Iba a responder sin saber qué, cuando le llamó Lucas con mucha prisa. Acababa de cerrar la noche, y urgía ir al club. Don Gonzalo se agarró a la llamada para salir de aquella situación embarazosa; hizo dos mimos empalagosos a Osmunda y se separó de ella. -Este hombre -dijo la infanzona al quedarse sola; es un animal; pero tiene dinero, y ha de ser pronto mi marido, o acabará Coteruco hecho pavesas. -Esta mujer -pensaba al mismo tiempo don Gonzalo-, será lo que se quiera; pero está loca por mí.

700 mb Chica Follando Chico En El Culo

120 min Chica Follando Chico En El Culo Muere Diego. Entonces cesa la catequización. Sobreviene la larga enfermedad de doña Catalina. No quiere emociones: la horroriza verme; soy, ahora que distingue las cosas a la luz poniente de la vejez, su remordimiento, su caída. Y don Genaro me mantiene alejada, pero trabaja, siempre en la penumbra, para asegurarme la fortuna que él ha acrecentado. ¡Y lo consigue! -Nada ignoro ya de lo que me concierne. El conflicto interior, prontamente lo soluciono. Me quedo con mis padres oficiales. Si lo fuesen realmente, por serlo; y si no, por cooperar a esta superchería bien urdida. Es más cómodo, es más decoroso para mí aceptar la versión que me dan hecha. Y encuentro singular placer en reconocerme incapaz de sentimentalismos previstos y escénicos; de representar uno de esos melodramas en que se grita: «¡Hija! ¡Padre! y se mezclan las lágrimas y los brazos. ¿Me han querido a mí de este modo, por ventura? No; me han impuesto el secreto, el silencio, la mentira. La mentira no es antiestética.

http://de.hombre.fun/1992663730.html

105 min Chica Desnuda Da Al Chico Una Erección

Blu Ray Chica Desnuda Da Al Chico Una Erección ¡Oh orgullo humano! ¡Oh cortedad de vista del orgullo, tanto más deplorable cuando que es voluntaria en aquellos cuya vista alcanza a poder divisar el elevado origen de todas las instituciones de nuestra santa religión católica, que cual el sol atraviesa los siglos sin perder su eterna luz, su calor constante! ¡Y llamarán los hijos del siglo de las ficticias luces reacción a las voces que gritan y gimen contra la tendencia que se afana en desolemnizar cuanta creencia y culto conserva el hombre en su alma, y cuanta poesía conserva en su corazón! ¡Dios santo! ¿dónde querrán llevarnos los enemigos de la religión y de todo lo existente, que empezando por los filósofos del siglo XVIII, pasando por Marat, Robespierre y Proudhon, tremolan el rojo pendón? <<<<--->> VI>> Tercera parteUna de las tertulias que frecuentaba don Galo a prima noche, era la de la señora doña Anacleta Alcalde de la Tijera. Era la dueña de la casa una de las mujeres que su mal instinto lleva a complacerse en hablar mal de todo el mundo, como lleva el suyo al vampiro a nutrirse de la sangre que ávidamente absorbe, sin saciar su ansia. El que llevaba una censura, una murmuración, un chisme o una calumnia a casa de la señora de la Tijera, era recibido por ella en palmas, así como aquél que se atrevía a sacar la cara en defensa de un amigo o de la verdad, era contradicho con acritud y recibido con burla. La noche después de los sucesos que anteceden, entró don Galo en casa de la referida señora, y se sentó al lado de su hija, que era una linda joven de quince años, ofreciéndole su corazón, a pesar que Paco Guzmán lo había calificado de don rehusado. -Don Galo -dijo la joven con esa gran ligereza en el hablar que tienen la mayor parte de nuestras jóvenes-, ¿qué me dice usted del lance de Alegría Cortegana? -Nada sé, hija mía -contestó don Galo. -Podrá usted desentenderse; pero no puede humanamente negar el hecho. -Ni afirmarlo tampoco, hija mía. -Sois muy prudente. -Decid más bien ignorante, Lolita. -Usted no sabe lo que no quiere saber.

http://start.hombre.fun/3023315161.html

38 min Follar El Culo Rubio Amateur Porno

20 min Follar El Culo Rubio Amateur Porno Senteme a la mesa con más ganas de llorar que de comer, y las chicas, que andaban tan alegres y alborotadas como alicaído yo, sacaron la necia conversación de la belleza física de los hombres. -¿Te gusta a ti Baltasar Sobrado? -Preguntó Purita a Constanza. ¡Parece un calabacín. los carrillos tan gordos! -¿Y Visanté? -¡Visanté! -exclamaron dos o tres de las chicas-. ¡Ese sí! ¡Es guapísimo! ¡Una preciosidad! ¡Qué pelo! ¡Qué cara! -A ver si os calláis -dijo severamente Tula, con un acento y un gesto que recordaban enteramente a su madre-.

http://solo.datacion.xyz/1431136421.html

105 min El Porno Más Caliente Del Mundo Jamás Hecho

550 mb El Porno Más Caliente Del Mundo Jamás Hecho El Rin me atrae; de buen grado pasaría la frontera y recorrería Baviera y el Tirol, aunque me sospecho que pudieran parecerse exactamente a Suiza; los mismos glaciares, los mismos precipicios, y esas montañas donde los que logran alcanzar la cúspide, echan sangre por los oídos. No realizo la excursión, porque experimento cierta inquietud de volver a ver a Agustín; me agrada la perspectiva de su presencia. Ninguna turbación, ninguna emoción desnaturaliza este deseo sencillo, amistoso. Una postal me avisa, y retorno por el lago de Como a Ginebra, donde al venir no he querido detenerme. Me instalo, no en el mejor hotel, sino en el que domina mejor vista sobre el lago azul. No es una frase: en el lago Leman, las aguas del Ródano, al remansarse, sedimentan su limo y adquieren una limpidez y un color como de zafiro muy claro. Hay quien cree que no basta esta explicación, y que algún mineral o alguna tierra de especial composición se ha disuelto en ellas, para que así semejen jirón de cielo. Me acuerdo de aquellas aguas de Granada, seculares, donde el pasado hace rodar sus voluptuosas lágrimas. y me parece que este lago es como mi alma, donde el limo se ha sedimentado y sólo queda la pureza del reposo. No me canso de mirarle y de comprenderle. Forma una media luna, y en uno de sus cuernos se engarza Ginebra, como un diamante al extremo de una joya. Ningún lago suizo, ni el de Constanza, donde desagua el Rin, le vence en magnitud. Con razón le califican de océano en miniatura. El barquero que me pasea por él en un botecito repintado de blanco, graciosa cascarita de nuez, me informa, con sinceridad helvética, de que el lago es peor que el mar: sus traiciones, más inesperadas. En días tormentosos, el nivel del Leman, súbitamente, crece dos metros; de pronto, se deshincha; media hora después, vuelve a hincharse. Y, creyendo que me asusto, añade el pobre hombre: -Pero hoy no hay cuidado. Nosotros sabemos cuándo no hay cuidado.

http://hombre.fun/2295863188.html

62 min Joder A Mi Sexy Esposa Petra Kramer

750 mb Joder A Mi Sexy Esposa Petra Kramer ¡Qué feliz debe ser un ángel como usted! Una sonrisa vagó por los labios de Areba. -No hables -dijo dulcemente-, que eso no hace bien, y has de sufrir mucho. -Ahora, no. Estoy débil, pero sin llamarada en la cabeza. ¡Qué buena es usted! Nunca me han hablado así. desde que mi madre murió. Cantarela cerró los ojos, con un gesto amargo. Areba guardó silencio. Empezaba a oírse un canto cadencioso y lejano que parecía elevarse de la costa al ritmo de las ondas, entonado por voces robustas y sonoras, cuyas notas llegaban altas a intervalos en alas de la brisa, o se perdían a la distancia en débiles rumores como los de una serenata en la mar. La enferma dio un suspiro, y sacando su mano enflaquecida, hizo un movimiento de súplica, pidiendo a Areba se sentase. Así que ésta accedió, Cantarela la impuso en frases breves, entrecortadas y confusas -deteniéndose a cada instante- de su historia de amor, y de los pesares cuyo rigor inexorable no bastaba a debilitar su pasión por Bafil. Después, pareció resignada. Areba concretose a aconsejarla el silencio y la quietud, luego de oírla con grave continente y deslizar algunas palabras de consuelo, en las que parecía ir oculta una intención firme y resuelta de no abandonarla a su mísero destino. Poco después, se despidió, haciéndola promesa de verla de allí a algunos días, y de enterarse con frecuencia de su estado. Ella atendería a todo durante su enfermedad.

http://solo.datacion.icu/1018634879.html

26 min Bj Chupar Joder Esposa Enfermera Película

15 min Bj Chupar Joder Esposa Enfermera Película ¿Quedas contenta? -Sí -dijo Amalia con los ojos llenos de lágrimas. -Eduardo te ama, y yo también estoy contento de eso. -¿Lo crees tú? -¿Lo dudas tú? -Dudo de mí. -¿No eres feliz con ese amor? -Sí, y no. -Es como no decir nada. -Y sin embargo, digo cuanto siento en mi alma. -¿Le amas y no le amas entonces? -No; le amo, le amo, Daniel. -¿Y entonces, Amalia? -Entonces, soy feliz con el amor que le profeso, y tiemblo, sin embargo, de que él me ame.

http://tipos.hombre.fun/3232546297.html

77 min Adolescente Condenado Por Posesión De Armas Después De La Publicación De Myspace Com

67 min Adolescente Condenado Por Posesión De Armas Después De La Publicación De Myspace Com ¡yo vivo! vivo con el alma y el corazón, vivo con cuanto da de sí una existencia cumplida. Acaso, sir George, ¿llamáis vida al ruido, a la vanidad, al bullicio? Y si es así, ¿cómo es que la huís? será que no os satisface. -No llamo lo que pensáis la vida, Clemencia; llamo vida la que disfrutaréis en el elevado círculo de admiración, simpatía y rendimiento que os formarán altas inteligencias y encumbrados personajes, cuando en su alta esfera os hallen y seáis miembro de su jerarquía. -No apetezco esa vida, sir George, y os aseguro que en ella no me hallaría bien; y aunque os parezca imposible, no es menos cierto que sólo simpatizo con una vida quieta y tranquila, que prefiero a la agitada, donde goce de la amistad, que prefiero a la admiración, de la paz, que prefiero al ruido, de la naturaleza, que prefiero al tropel del mundo. -¿Preferiríais quizás -dijo con celoso despecho sir George-, el ir a filer le parfait amour, y a regar las flores de lis de la felicidad con el Vizconde en su castillo de Belmont? -Os he dicho que no, sir George, y quien duda de mi veracidad, dudará de todas mis demás virtudes. En este momento se oyó llamar de un modo peculiar, que ambos reconocieron por el del Vizconde. -Ese hombre -exclamó exasperado sir George-, se ha propuesto trastornar mis planes y hacerme imposible estar solo con vos; es preciso, Clemencia, que de una manera decisiva le demostréis que es importuna su presencia a vos como a mí. Negaos. ¿Desbarráis? -Escoged entre él y yo -dijo dando rienda suelta a todo su áspero orgullo inglés sir George. -Ya he elegido, sir George, como lo hacen las señoras, sin escandalosas y ridículas exterioridades. Los pasos del Vizconde se oyeron en la antesala.

http://gogo.datacion.icu/1940357422.html