login to vote

62 min La Letra De Mi Puño Amor

Fue lo único de que me di cuenta. Una tarde, antes de la puesta de sol, bajaba al fondo de un valle, donde pensaba pasar la noche. A medida que seguía el sendero alrededor de la montaña desde donde acababa de ver al sol muy por encima de mí, creí sentir el placer de lo bello y el instinto de una felicidad tranquila despertarse en mí bajo la dulce influencia de aquella paz y reanimar en mi corazón una llama de aquellas emociones desde hacía tanto tiempo olvidadas. Recuerdo que me detuve con una especie de tristeza en el alma, que ya no se parecía al agotamiento de la desesperación. Recuerdo que estuve a punto de creer que podía operarse en mí algún cambio feliz. Bajé al valle en el momento en que el sol doraba las cimas, cubiertas de nieve, que iban a ocultarle como una nube eterna. La base de las montañas que formaban la garganta donde se encontraba el pueblo era de fresca vegetación, y por encima de aquel alegre verdor crecían los sombríos bosques de pinos, que cortaban la nieve, sosteniendo las avalanchas. Más arriba se veían las rocas grisáceas, los senderos, los hielos, y pequeños oasis de pastos, que se perdían en la nieve que coronaba la cima de los montes. Aquí y allí, en las laderas, se veían puntos en la nieve, y cada punto era una casa. Todos aquellos hoteles solitarios, aplastados por la grandeza sublime de las cimas gigantescas que los dominaban, parecían de juguete. Lo mismo ocurría con el pueblo, agrupado en el valle, con su puente de madera sobre el arroyo, que caía en cascada y corría con ruido en medio de los árboles. A lo lejos, en la calma de la tarde, se oía una especie de canto: eran las voces de los pastores; y viendo una nube, deslumbrante con el fuego del sol, que se ponía, casi me pareció que salían de ella los acentos de aquella música serena que no es de la tierra. De pronto, en medio de aquella grandeza imponente, la voz, la gran voz de la naturaleza me habló. Dócil a su influencia secreta, apoyé en el musgo mi cabeza fatigada y lloré, pero como no había llorado desde la muerte de Dora. Algunos momentos antes había encontrado un paquete de cartas que me esperaban, y había salido del pueblo para leerlas mientras me preparaban la comida. Otros paquetes se habían perdido, y no había recibido nada hacía mucho tiempo.

48 min Julia Da Masaje Y Se La Follan

62 min Julia Da Masaje Y Se La Follan El gigantesco Titan aplasta contra la roca al buitre, mientras que, con una de sus manos estendida por encima de su cabeza, sostiene el sol eléctrico, que despues de ponerse el Sol, enciende de nuevo el dia en la inmensa zona que le rodea. La Estátua es un Faro, y los rayos de su vasto foco luminoso eclipsan, en las noches de verano, las mas brillantes constelaciones. Los muelles orlan las orillas del rio por espacio de una legua. Preciso es volver hácia la antigüedad Egipcia para hallar una tan estensa sucesion de edificios construidos sobre dos márgenes. Es el barrio de la opulencia comercial. Allí se encuentran las mil factorias que mantienen una correspondencia activa con el orbe entero. El muelle de la abundancia lo ocupa en toda su longitud un inmenso granero en que se acumulan los productos del país destinados á la Exportacion: el Arroz, el Trigo, el Maiz, la Cebada, el Azucar, el Café, los Vinos, la Lana, el Lino, la Seda etc. El Petróleo se halla encerrado en vastas cubas flotantes, de donde vienen á sacarlo bombas aspirantes y de compresion á la vez, para introducirlo en buques construidos exprofeso para el transporte de esta esencia mineral llamada á reemplazar el carbon que se ha hecho muy escaso. El embarque de animales en pié: caballos, bueyes, carneros etc. se efectúa en un estanque destinado especialmente para esta operacion. Debido á su situacion topográfica, á la industria de sus hijos y los restos de Agricultura práctica, el suelo argentino produce actualmente las legumbres, los granos y las frutas de casi todas las latitudes, y en proporciones cien veces mayores de lo que precisa. En otros tiempos, cuando Buenos Aires era, para todo, tributario de otros países, apenas algunos centenares de buques surcaban tristemente su inmensa rada solitaria; ahora, más de veinte mil buques estan continuamente ocupados en cargar en nuestro puerto las riquezas agrícolas de nuestro suelo para transportar por el mundo entero la superabundancia de nuestra produccion. Estos resultados admirables se deben á la cordura y estabilidad de nuestros gobiernos, que han venido sucediendose desde hace doscientos años, á los decretos de 1907 acerca del Celibato, y sobre todo al ámplio estímulo dado á la inmigracion desde el año 1880. En esta época, por fin, fué que el gobierno comprendió que los gastos hechos en favor de los inmigrantes, que las prímas que se les ofrecian, serian devueltas con el céntuplo al país, con la industria y el trabajo de las familias estrangeras que vendrian á poblar las soledades de la Pampa. La corriente de la inmigracion una vez en movimiento, no se detuvo más é hizo de la República Argentina la reina de los Estados de la América del Sur. La inmigracion China por sí sola—que no empezó sinó hácia 1885—no nos ha traido menos de dos millones de colonos.

http://datacion.icu/2820868326.html

21 min Mujeres Obligando A Los Hombres A Masturbarse Porno.

250 mb Mujeres Obligando A Los Hombres A Masturbarse Porno. —¿Y poetas como Homero, Virgilio, Milton, Lamartine y Víctor Hugo? —Estoy seguro. —Filósofos como Platón, Aristóteles, Descartes y Kant? —No lo dudo. —¿Sabios como Arquímedes, Euclides, Pascal y Newton? —Lo juraría. —¿Cómicos como Arnal y fotógrafos como Nadar? —Me atrevo a apostarlo. —Entonces, amigo Barbicane, si están tan adelantados como nosotros o más estos selenitas, ¿por qué no han pretendido comunicar con la Tierra? ¿Por qué no han lanzado un proyectil lunar hasta las regiones terrestres? —¿Y quién te dice que no lo hayan hecho? —respondió muy seriamente, Barbicane. —En efecto —añadió Nicholl—, les era más fácil que a nosotros, y por dos razones: la primera porque la atracción es seis veces menor en la superficie de la Luna que en la de la Tierra, lo cual permite a un proyectil elevarse más fácilmente; y la segunda, porque bastaba enviar ese proyectil a ocho mil leguas en lugar de ochenta mil; lo cual no exigía más que una fuerza de proyección diez veces menor que la empleada por nosotros. —Entonces —insistió Miguel—, lo repito: ¿por qué no lo ha hecho? —Y yo —replicó Barbicane— repito también: ¿quién dice que no lo hayan hecho?

http://euro.datacion.icu/4037537672.html

12 min Cámara Web De Sexo En Vivo No Se Necesita Tarjeta De Crédito

109 min Cámara Web De Sexo En Vivo No Se Necesita Tarjeta De Crédito ¿Vamos, doctor? -acarició Juan una mano de Ana, besó la de Lucía, con un beso que la regañaba dulcemente y salió al corredor, hablando como muy contento, con el médico. Ana llamó a Lucía con una mirada, y así que la tuvo cerca de sí, sin decir palabra, y sonriendo felizmente, trajo sobre su seno con un esfuerzo las manos de Lucía y de Sol, que estaban cada una a un lado de ella, y paseando sus ojos por sobre sus cabezas, como conversándoles, retuvo largo tiempo unidas las manos de ambas niñas bajo las suyas. Y Sol miró a Lucía de tan linda manera, que no bien Ana se quedó como dormida, se acercó Lucía a Sol, la tomó por el talle cariñosamente, y una vez en su cuarto, empezó a vaciar con ademanes casi febriles sus cajas y gavetas. -Todo, todo, todo es para ti -y Sol quería hablar, y ella no la dejaba-. Mira, pruébate este sombrero. Yo nunca me lo he puesto. Pruébatelo, pruébatelo. Y este, y este otro. Esos tres son tuyos. Sí, sí, no me digas que no. Mira, trajes: uno, dos, tres. Este es el más bonito para ti. ¿Oyes? Yo quiero mucho a Pedro Real. Yo quiero que tú quieras a Pedro Real.

http://que.datacion.top/763388232.html

21 min Matrimonio En Problemas Cuando La Vida Sexual Disminuye

100 mb Matrimonio En Problemas Cuando La Vida Sexual Disminuye El golpe me castigó el hombro y la cadera con una violencia que me hizo perder los sentidos. A duras penas, empero, alcancé a ponerme de pie. -¿Te has lastimao? -me preguntó Valerio, que no se apartó de al lado mío durante mi mala jineteada. -Nada, hermano, no me he hecho nada -respondí, olvidando la deferencia que debía a mi capataz. A unos treinta metros, don Segundo había puesto el lazo al fugitivo y corrí en su dirección. -¡Ténganmelo! -¿Pa llorarlo luego al finadito? -rió Goyo. -No, formal, ténganmelo esa maula que lo vi a hacer sonar a azotes. -Déjelo pa mañana -me ordenó sin bromas Valerio- mire que tenemos que marchar y el trabajo no es divirsión. -Me parece -dijo don Segundo- que si éste no se sosiega, lo vamoh'a tener que mandar pa la jaula'e las tías. Horacio me trajo embozalado al petizo de Festal chico. En la pampa las impresiones son rápidas, espasmódicas, para luego borrarse en la amplitud del ambiente, sin dejar huella. Así fue como todos los rostros volvieron a ser impasibles, y así fue también, como olvidé mi reciente fracaso sin guardar sus naturales sinsabores. El callejón era semejante al callejón anterior, el cielo permanecía tenazmente azul, el aire aunque un poco más caluroso olía del mismo modo y el tranco de mi petizo era apenas un poco más vivaracho.

http://solo.datacion.icu/712335637.html

77 min Sexo En La Pista De Baile Mp3

DVDRIP / BDRIP Sexo En La Pista De Baile Mp3 sin pecao ni malisia. Ahí tiene usted, querío. cómo el Padre que le dijo que no me viese y que se apartase de mí, demostró que no entiende de estas cosa. Si usté me tiene ley, es por las chiquiyas, por las gemelas de gloria. y si yo le tengo ley a usted. es por las gemelas también, por las gemelas. Y el que se figure porquerías y maldaes. peor para el muy bárbaro. peor pa el gorrino. ¿Tengo rasón? No ponga esos ojos espantaos. Los dos somo una Eva y un Adán, pero que acaban por donde los demás empiesan. Los Adanes que hasen la rosca a las Evas, es para vení a parar en la patochá de tener luego un vástago. o dos. o los que salten. Pues si aquí ya han venío; si ya los tenemos y los adoramo y son como los serafines de hermoso, ¿me quiere usté desir a qué íbamos a calentarnos la cabesa?

http://datacion.xyz/576741005.html