login to vote

98 min Disfraces De Mario Y Luigi Para Adultos.

-Eso está en el romance de la Reina mora, bruto. ¿Qué tiene eso que ver con la princesa Laureola? -Yo sé el romance de la Reina mora -gritó don Diego batiendo palmas-. ¿Lo echo? -No; el del Barandal del cielo, que es más bonito y habla de la Virgen -añadió el condesito gozoso de hallarse a punto de lucir sus habilidades-. Me lo enseñó mi hermana Presentación, que sabe veintisiete y los dijo todos arreo delante del señor obispo de Guadix, cuando su ilustrísima paró en casa el mes pasado. Y sin esperar a que le rogasen, el mayorazguito de Rumblar, con sonsonete de escuela, voz agridulce y amanerados gestos dio principio a la siguiente retahíla:     «Por el barandal del cielo se pasea una doncella blanca, rubia y encarnada, que alumbra como una estrella. San Juan le dice a Jesús: ¿quién es aquella doncella?

14 min Cortar Enemigos Pollas Testículos Prepucios Fuera

92 min Cortar Enemigos Pollas Testículos Prepucios Fuera Yo soy de los que dicen: revolución, revolución, y siempre revolución. -Siempre, siempre. Vengan terremotos, y encima. el diluvio. -Lo que es ahora no tardará en estallar el trueno gordo. ¿Y qué me dice de la guarnición? ¿La tenemos ya bien catequizada? -¿Sé yo acaso. -¿Que no sabe. ¡Bah, Sr.

http://wow.datacion.top/59417227.html

77 min ¿cómo Se Llaman Las Chicas Con Pollas?

68 min ¿cómo Se Llaman Las Chicas Con Pollas? - Es verdad; pero he tenido necesidad de volver, y sobre ello, mi viejo capitán; ruego a usted mucho que me guarde el secreto; es una pequeña contravención a las órdenes que he recibido. Marchaba con mi columna para la hacienda de Santa Ana, cuando a dos leguas de aquí me encontré al mozo de una familia de Guadalajara que quiero mucho, el cual me dijo que el carruaje en que aquélla venía se volcó en el camino, y que había quedado detenida por eso; que él venia a este pueblo a conseguir otro carruaje, si era posible, o a llevar un carpintero. Usted comprenderá que ni uno ni otro son fáciles de obtener aquí. Entonces me acordé de que usted había traído un coche porque sus enfermedades no le permiten caminar a caballo; pero pensé que si no venía yo en persona a pedírselo a usted no lo daría, y tiene usted razón, mi viejo capitán, usted lo necesita mucho; pero por nuestra amistad, por lo que usted más quiera, le suplico que me lo facilite para auxiliar a esa familia a quien debo muchos favores . - ¡Hum! Fernando, la cosa es peliaguda . Usted sabe que no puedo moverme, y ¿cómo continúo hasta Sayula desde aquí? no hay cuidado, usted prestará el carruaje hasta Sayula, pues de otro modo la familia siempre tendría que detenerse aquí. Pero llegará mañana a ese pueblo y regresará el carruaje a Zacoalco pasado mañana, para que usted continúe su camino.

http://start.hombre.fun/2594518285.html

111 min Videojuego De Dios De La Guerra Desnudo

47 min Videojuego De Dios De La Guerra Desnudo - Pero, señor Valle, van a notar que se ausenta usted así de una manera singular . se dirá . - Nada . yo le ruego a usted manifieste a su papá que me retiro porque estoy un poco enfermo. Ya me conocen y no lo extrañarán. Y luego, volviéndose del lado de Flores, le cogió de un brazo y le dijo sordamente: - ¡Mañana! - Sí, mañana -respondió éste llevándose a Clemencia, que había perdido enteramente su aire altivo y que parecía trémula de emoción. - Por Dios y ¿qué va a suceder? - Va a suceder que le mataré, Clemencia; hace tiempo que me fastidia este personaje de Byron, y ahora con más justicia. ¿Se creía con derecho quizás a tu amor?

http://solo.datacion.pw/4168956886.html

22 min Diablo En Tu Hombro Tira Cómica

700 mb Diablo En Tu Hombro Tira Cómica Lo cierto era que sus ojos se fueron entornando y sus miembros agarrotando tal como si muerto estuviera. Sólo que oía y escuchaba. Oyó primeramente que Melgares, no el que estaba con Mariquilla, otro Melgares gigantesco que tocaba con su cabezota a las nubes, preguntaba con voz de ogro ayuno a la Guarnición que se había vuelto completamente bruja: -¿Está ése en la puerta? -Sí -respondió la Guarnición. -Dile que suba pa despachar al estudiante. La vieja echó a correr, y a poco volvió con un hombreado rubio que revolvía furiosamente sus verdes ojos bizcos y se los restregaba con dos manos enormes, salpicadas de sangre. -¡Jala! -dijo este hombre a la bruja. umbarle encima de la mesa, y haremos con él picaíllo. El Bizco, riendo a carcajadas, fue aproximándose a la mesa donde había puesto a Manolo, y sacando del bolsillo del chaquetón un alfanje moruno, empezó a cortar por la punta la nariz de la víctima.

http://top.datacion.xyz/1720726802.html

48 min Tarjeta Tarjeta Fl Fuerte Historia En Myers Post Post Vintage

10 min Tarjeta Tarjeta Fl Fuerte Historia En Myers Post Post Vintage Aunque Henares se detuvo para mirar al balcón con extrañeza, no accedió al angustioso ruego de la anciana; y picando su caballería, se lanzó al paso sin recelo. El coronel Pedro Delfor entraba a su vez, por la parte opuesta, armado de lanza con que denunciaba a lo lejos su campo y filas mejor que una cimera. Tal vez el tumultuoso tropel de algunos regimientos que corrían dispersos de este lado del arroyo, precipitó a Henares a cruzarlo sin vacilar; el hecho es que, en mitad del paso, ni muy largo ni muy angosto, tuvo lugar el encuentro, resultando mortalmente herido el coronel Delfor. -¿Fue leal la pelea? Diego Lampo se acarició suavemente la nariz, y extendiendo luego la mano, dijo con acento seguro y cierta cómica entonación: -Y sin preámbulos, señorita. Pedro Delfor cargó sobre su adversario clavando espuelas, y logró hundirle su lanza en el brazo izquierdo; pero, para su desgracia, Henares no fue arrancado de la silla, y pudo este hacer fuego sobre él, poniéndole la bala en la frente de una manera artística y correcta por demás. El tordillo negro dio un balance, y arrancó hacia la casa, arrastrando cae un estribo a su jinete muerto, que sólo abandonó en una enramada donde se entrase ciego y despavorido, abatiendo todo cuanto encontró en su carrera. Raúl Henares desaparecía en tanto por la ribera opuesta a toda brida, hacia el campo de la pelea, desangrándose, sin duda, porque la moharra de Delfor, según yo vi, había entrádose en su carne sin consideración alguna. -Luego ¿fue Delfor quien hirió el primero? -Así es, si no me traiciona la memoria, que nunca la tuve mala, señorita; excepción hecha de su rebeldía en estudios de lenguas muertas y de ciencias exactas.

http://hot.datacion.xyz/1125481562.html