login to vote

114 min Comunidad De Adultos Activos En El Lago Que Viven Vista

Era una lástima que Barbicane no hubiera podido emplear para amortiguar el golpe los medios que tan bien habían atenuado el choque de salida, es decir, el agua empleada como muelle, y los tabiques movibles. Los tabiques resistían, pero faltaba el agua, ya que no se podía emplear en aquella mole la que quedaba, ya que era indispensable para el caso que les faltase en los primeros días de estancia en el suelo lunar. Es más, aquel repuesto habría sido insuficiente para servir de muelle; porque la capa de agua encerrada en el proyectil al tiempo de su partida y en que descansaba el disco impermeable, no ocupaba menos de tres pies de altura en una superficie de cincuenta pies cuadrados; medía seis metros cúbicos de volumen y pesaba cinco mil setecientos cincuenta kilogramos; mientras que los recipientes no contenían ni la quinta parte. Por consiguiente, había que renunciar a este medio de amortiguar el choque de llegada. Por fortuna, Barbicane, no contento con emplear el agua, había provisto al disco movible de topes de muelle destinados a debilitar el choque contra el fondo cuando desaparecieron los tabiques horizontales. Estos topes existían todavía, y bastaba apretarlos y colocar en su sitio el disco movible. Todas aquellas piezas, fáciles de manejar, porque su peso era apenas sensible, podían volver a montarse rápidamente. Así se hizo; las diversas piezas se reunieron sin dificultad por medio de pasadores y tuercas. En un momento se halló el disco descansando en sus topes de acero, como una mesa en sus pies. La colocación del disco tenía un inconveniente, que era el quedar cubierto el disco inferior, con lo cual los viajeros se veían en la imposibilidad de observar la Luna por aquella obertura, cuando fueran precipitados perpendicularmente hacia ella. Pero tenían que resignarse; además, por las aberturas laterales también se podían examinar en gran parte las vastas regiones lunares como se ve en la Tierra desde la barquilla de un globo aerostático. La disposición del disco exigió una hora de trabajo; así que eran más de las doce del día cuando se terminaron los preparativos. Barbicane hizo nuevas observaciones sobre la inclinación del proyectil pero con gran disgusto suyo, éste no se había vuelto lo suficiente para una caída y más bien parecía seguir una curva paralela al disco lunar.

550 mb Días Felices Con El Chef Desnudo

85 min Días Felices Con El Chef Desnudo Aquella virgen de Andrea del Sarto me arrebataba, y hasta me hacía olvidar, en esos minutos, que al pedir su mano sólo había obedecido a un rapto de despecho, a un impulso de orgullo satánico. Estaba enamorada de mí, y nada embriaga tanto a un hombre como verse querido incondicionalmente. Es como si tomara a grandes copas el más capitoso de los licores. ¡Ah, si María! -¿Cuándo piensa usted casarse? -me preguntó Rozsahegy, acercándose. -Lo más pronto posible, don Estanislao. -También a mí me gusta. Eulalia es rica, más rica que usted (no lo digo por mal), porque. Venga un poco aquí y le diré. Me tomó aparte, y continuó. -Porque usted tiene. Y me dejó boquiabierto, presentándome de memoria un inventario de mi fortuna, que yo mismo hubiera sido incapaz de hacer, ni aun tomándome dos meses de tiempo para buscar los datos y ordenar los papeles.

http://una.datacion.top/666174092.html

89 min Richard Dyer Utópicos Placeres Intensidad Transparencia

Camrip Richard Dyer Utópicos Placeres Intensidad Transparencia Conque, señor don Fernando, tengo muchísimo que hacer dentro. y hasta la vista, si Dios quiere. Con estas palabras, un gesto muy risueño y un saludito con la mano, se despidió don Sotero y dejó la puerta libre, por la que salió Fernando sin mirarle, pero royéndose los labios de ira. Al poner los pies en la calle, se le acercó Macabeo con el caballo embridado. -A tiempo llego, por lo que se ve -dijo el hombre sin poder corregirse de aquella locuacidad que le consumía-. ¡Pus dígote que la visita no ha sido floja, caráspitis! Me alegraré que sea para bien, señor don Fernando. -Gracias -respondió éste maquinalmente, mientras ponía el pie en el estribo. -No hay por qué darlas -añadió Macabeo tirando del otro hacia abajo con todas las fuerzas de su mano izquierda y sujetando con la derecha el caballo por el freno-. Si el dinero abundara en mí como los deseos. ¡Buenas piernas le llevan, señor don Fernando! A pique estuvieron de cansar a las mías aquella noche.

http://spot.datacion.xyz/1063867475.html

83 min Grandes Pollas Y Coños Grandes Tetas

38 min Grandes Pollas Y Coños Grandes Tetas Lorenzo Ruiz, que es el primer abogado de Orbajosa. Dicen que Jacinto será un gran defendedor de pleitos. -Su tío no exageraba al elogiarle -dijo Pepe-. Siento mucho haber dicho aquellas tonterías sobre los abogados. Querida prima, ¿no es verdad que estuve inconveniente? -Calla, si a mí me parece que tienes mucha razón. -¿Pero de veras, no estuve un poco. -¡Qué peso me quitas de encima! La verdad es que me encontré, sin saber cómo, en una contradicción constante y penosa con ese venerable sacerdote. Lo siento mucho. -Lo que yo creo -dijo Rosarito, clavando en él sus ojos llenos de expresión cariñosa- es que tú no eres para nosotros. -¿Qué significa eso?

http://wow.datacion.xyz/1252444250.html

96 min Tablero De La Imagen Opcional Póker Cartera Tira Url

66 min Tablero De La Imagen Opcional Póker Cartera Tira Url Pero… ¿en vuestro servicio especial? Sabemos tanto como los periódicos. Entonces, señor Strock, ¿me hará usted el favor de decirme para qué sirve la policía? Esa misma pregunta me he hecho yo en más de una ocasión. ¡Pues es tranquilizador, señor! El mejor día, ese maldito chofer llegará sin hacerse anunciar y se le verá en Washington pasar como rayo por Long Street, aplastando a los transeúntes. Si así fuera, ya habría más posibilidades de detenerle. No se conseguiría, señor. Porque ese chofer es el diablo mismo, y al diablo no se le detiene. Decididamente, el diablo tiene buenas espaldas, y parece que no ha sido inventado más que para que la gente sencilla pueda explicar lo inexplicable. ¡Él es quien enciende las llamas en el Great-Eyry!

http://como.datacion.pw/3124562728.html

100 mb Alcohol Libre De Drogas En La Comunidad Debe Adolescente Su Por Qué

111 min Alcohol Libre De Drogas En La Comunidad Debe Adolescente Su Por Qué Salió tan ágil, que no parecía sino que la pierna inválida había recobrado el vigor de los años juveniles. A la media hora. volvió cargado de provisiones, cucuruchos de papel, y botellas con etiquetas de relumbrón. -No navegues nunca con la gambuza vacía. -dijo poniendo su cargamento sobre la mesilla de mármol. Dulce, que no tenía humor para bromas ni aun sentidos para enterarse de lo que a su lado pasaba no hizo caso de D. Pito, el cual, poseído de frenesí culinario, fue a la cocina, sin lograr que su sobrina le ayudase. Ésta, secas ya las lágrimas, había caído en un estupor doloroso; sus miradas no se apartaban del suelo; su tez se había vuelto verdosa; entre su nariz y su boca; una contracción singular hacíala parecer a ratos persona distinta de sí misma. Pasaba el tiempo sin que la dolorida mujer se moviera de su sitio, y a ratos, como el durmiente que percibe en sueños los ruidos de la realidad, sentía la presencia del capitán en la cocina, moviendo cacharros, hablando consigo propio, y echando pestes y yemas a cada contrariedad que le ofrecía la faena que se había impuesto. Por fin, tuvo Dulce que ir allá, y regañaron un poco, y D. Pito se quemó un dedo, y el condenado arroz salió más malo que todos los demonios. Dulce no tenía ganas de probar bocado, sino de lloriquear en la alcoba, reclinándose boca abajo en su lecho. Allí la encontró el tío, que se había servido solo su almuerzo en la cocina, sin manteles, y bien harto de arroz, con media botella de Valdepeñas entre pecho y espalda, se fue a consolarla, obsequiándola con todas las frases tiernas que en el acto de la digestión, más que en otro alguno, se le venían al pensamiento.

http://una.datacion.icu/4139119328.html

24 min ¿pueden Los Deportes Detener El Abuso De Drogas En Los Adolescentes Antes De Que Comience?

200 mb ¿pueden Los Deportes Detener El Abuso De Drogas En Los Adolescentes Antes De Que Comience? Mi ignorancia no disculpa su proceder. Yo no he leído en los libros, pero he leído en la vida. Él morirá sin haberme conocido, aunque con la pretensión de haberme juzgado. Así son los hombres: ilusos y vanidosos. Lo que hay es lo que hay -prosiguió tras un silencio-. Que se cansó muy pronto de mí. Y no le demos vueltas. La lámpara arrojaba una luz tibia, discreta e insinuante que incitaba a las confidencias. En la casa reinaba un silencio interrumpido a intervalos desde fuera por el cascabeleo de los coches y las trompetas de los tranvías y los ómnibus. -Y ahora te pregunto yo una cosa -continuó Alicia irguiéndose en la butaca-. Ese hombre, ¿no puede testar a favor de la otra y dejarme en la calle? ¡Y figúrate mi situación! Sobre cornuda.

http://que.datacion.top/984915412.html