login to vote

95 min Juego De Adultos Llamada Botín Por Jugueteo

—Bien pensado, Miguel —respondió Barbicane, con tono de convicción—. Laplace ha calculado que bastaría una fuerza once veces superior a la de nuestros cañones para enviar un bólido de la Luna a la Tierra. Ahora bien, hay volcán que no tenga una potencia impulsiva superior a ésta. —¡Magnífico! Vean ahí unos factores cómodos y que costarán nada. ¡Cómo vamos a reírnos de la Administración de Correos! Pero ahora se me ocurre. —¿Qué se te ocurre? —¡Una idea soberbia! ¿Por qué no hemos enganchado un alambre a nuestro proyectil? ¡Ahora podríamos cambiar telegramas con la Tierra! —¡Por Dios! —replicó Nicholl—.

500 mb Como Ella Quiere Lamer Su Coño

106 min Como Ella Quiere Lamer Su Coño -Y la has hecho correr. ahí tenés -concluyó el hombre, haciendo sonar sobre el mostrador unas monedas de níquel. -¿Vah'a pagar la copa? -sonrió el tape Burgos. -En la pulpería'e Las Ganas -respondí contando mi capital. -¿Hay algo nuevo en el pueblo? -preguntó don Pedro, a quien solía yo servir de noticiero. un pajuerano. -¿Ande lo has visto? -Lo topé en una encrucijada, volviendo'el río. -¿Y no sabés quién es?

http://solo.datacion.pw/1713791473.html

84 min Gay Adolescente Twink Pareja Apasionada Sexo

39 min Gay Adolescente Twink Pareja Apasionada Sexo -Muy bien está -le dijo- todo eso que me refieres; pero advierte que deseo saludar cuanto antes a la señora, y dime si podré hacerlo. -¡Eso no se pregunta, señor don Fernando! Digo, paréceme a mí, salvo tropiezo que no barrunto a la presente. -Pues recoge mi caballo. y hasta luego. Hízolo así Macabeo; y mientras le llevaba de las riendas a la cuadra, Fernando abrió la portalada y entró en el corral. Águeda se hallaba sola. Anunciáronle una visita; y sin dársele tiempo para preguntar de quién era, ya apareció Fernando en la estancia, pálido y torpe, como colegial delante de su maestro. Águeda, al verle, se puso no pálida, sino lívida. -¡Virgen santa! -murmuró apartando los ojos de Fernando. A esta escena siguieron frases descosidas y actitudes violentas que se dejan adivinar fácilmente. ¡Donoso estaba a la sazón el impávido adalid de la nueva ciencia! ¡Temblar delante de una señorita de aldea, él que, erguido sobre la tribuna, ponía en efervescencia a la muchedumbre con el vigor de su palabra!

http://spot.datacion.icu/3372149234.html

WEB-DL Sexo En La Ciudad Actriz + Gay

111 min Sexo En La Ciudad Actriz + Gay No distábamos mucho de la ermita de San Cristóbal, cuando advertimos gran movimiento en el ejército de Vedel. Apretando el paso hasta que les tuvimos muy cerca, observamos que camino abajo venía hacia nosotros un joven saltando y jugando, con aquella volubilidad y ligereza propia de los chicos al salir de la escuela. Corría a ratos velozmente, luego se detenía y acercándose a los matorrales sacaba su sable y la emprendía a cintarazos con un chaparro o con una pita; luego parecía bailar, moviendo brazos y piernas al compás de su propio canto, y también echaba al aire su sombrero portugués para recogerlo en la punta del sable. -¡Qué veo! Paco con súbita exaltación-. ¿No es aquel mozalbete el propio D. Diego, no es mi niño querido, la joya de la casa, la antorcha de los Rumblares. Dieguito, aquí estamos. venid acá. En efecto, cuando estuvimos cerca, no nos quedó duda de que el mozuelo bailarín era D. Diego en persona.

http://tipos.datacion.top/2606156871.html

75 min Quiero Su Polla Adolescente Gay

42 min Quiero Su Polla Adolescente Gay No parecía sino que iba a una visita de duelo, y que intentaba conocer el estado de los ánimos para acomodar al de ellos el temple del suyo propio. ¿Cuándo se había visto cosa igual en el despreocupado comandante? -Hoy nos quedamos sin paseo, don Claudio -habló Bermúdez sin quitarle ojo para no perder el más mínimo gesto de su amigo-; digo, me quedo yo. ¡Ni la menor señal de extrañeza en don Claudio Fuertes! ¡Como si le pareciera excusada la noticia! -Pues lo siento, -respondió algo retrasado, pero maquinal y fríamente. -Nieves anda algo malucha hoy. y no saliendo ella. Tampoco le sorprendió esta otra noticia al señor don Claudio Fuertes. Como si contara ya con ella, dijo muy sosegadamente a su amigo: -Cosa de nada, por supuesto, sin consecuencias. -Un dolor de cabeza -repuso don Alejandro, mirando de hito en hito al otro-, que cogió esta mañana. -preguntó don Claudio después de carraspear. -En el paseo -respondió Bermúdez, sin dejar de mirar a su amigo-.

http://wow.hombre.fun/336737499.html

Vivir Apreté Sus Tetas Grandes Firmes

35 min Apreté Sus Tetas Grandes Firmes Había pasado el Catón, y ya leía sin grandes tropiezos las primeras páginas de la infantil enciclopedia llamada Juanito. En la escritura, vencido el agobio de los palotes y el duro aprendizaje de letras sueltas, escribía palabritas enteras con limpieza caligráfica y puro estilo de letra española. Gozaba yo lo indecible viéndola trabajar, y el paciente Sagrario me profetizó que el año próximo la señorita de Vargas Machuca sería un portento de ilustración. Continuaba yo manteniendo en reserva la famosa credencial de Casiana, y como mi conciencia repugnaba la villanía burocrática de cobrar el sueldo de la Señora Inspectora sin que esta prestase al Estado servicio alguno, inclinábame a permanecer a la expectativa, sospechando que el tiempo o los espíritus amables me traerían una solución decorosa. En tanto, deslizábase mi vida sosegada y sin quebraderos de cabeza, viendo pasar los días grises y melancólicos: si alguno traía un suceso digno de atención, el siguiente se lo llevaba para diluirlo en las penumbras del olvido. Redondeaba mi tranquilidad la paz amorosa de mi unión con Casianilla, cuya modestia, docilidad y aptitudes caseras, encantábanme lo indecible. La compenetración de nuestros caracteres y de nuestros gustos llegó a ser tal, que mi pensamiento rechazaba con horror la idea de separarnos. Ya he dicho, y ahora repito, que nos habíamos declarado muy a gusto figuras culminantes en la flor y nata, o dígase crema, de la cursilería. Para que mis simpáticos lectores se rían un rato, les contaré lo que hacíamos mi compañera y yo, ganosos de afianzarnos y sobresalir dignamente en aquella interesante clase social. Sigo creyendo que la llamada gente cursi es el verdadero estado llano de los tiempos modernos, por la extensión que ocupa en el Censo y la mansedumbre pecuaria con que contribuye a las cargas del Estado. Atención, caballeros. Mi Casiana era su propia modista. Juntos íbamos los dos a comprar las telas; luego, entregábase la pobre chica al corte y confección en la mesa del comedor, guiándose con patrones hechos de papel de periódico y figurines sebosos, que le traía no sé de dónde su tía Simona. Largas horas de la tarde y la noche dedicadas a la costura, sin sustraer tiempo al estudio, completaban la obra, y cuando llegaba la ocasión de las probaturas, estas se hacían en mi presencia para requerir mi opinión de hombre de mundo y corregir los defectos que yo advirtiera.

http://gogo.datacion.top/851388531.html